91 032 14 85 - 625 39 05 74 info@novaservicemadrid.es

Láminas anti-graffiti

Sustitución de la lámina anti-graffiti. La línea de láminas de protección anti-graffiti forman una barrera invisible que se puede aplicar en cualquier superficie pulida como vidrio, acrílico, metal u otras superficies no porosas. Gracias a una estructura de poliéster exclusiva con adhesivos especiales, nuestras láminas proporcionan protección para estas superficies. Un adhesivo de aplicación específica fija la lámina al cristal con fuerza y ésta permanece adherida más tiempo y dificulta la labor a los ladrones que rompen cristales.

Las láminas anti-graffiti se pueden quitar y poner fácilmente, lo que proporciona a los responsables de los comercios una solución económica y rápida en vez de cambiar un cristal o una superficie dañados. Es absolutamente transparente y no se detecta a simple vista. Son ideales para fachadas de edificios oficiales y corporativos, comercios, paradas de autobús, mobiliario urbano, transportes públicos o cualquier área expuesta al vandalismo.

ngs.

¿Son sus cristales objeto de actos vandálicos?

Las láminas Antigraffiti o de protección contra el rayado de cristales son unas láminas de seguridad especialmente formuladas para proteger los cristales de actos vandálicos, tales como graffitis, rayado de cristales, etc.

La lamina ayuda a proteger los daños sobre el cristal. Su transparencia la hace prácticamente indetectable a los agresores. Protege de ácidos y de arañazos de una manera muy económica y evita la sustitución del costosísimo cristal.

Las láminas instaladas por el exterior van selladas con silicona para evitar que los bordes se despeguen o sean arrancada.

Proteja sus zonas acristaladas de los actos vandálicos y de la erosión.

Puertas de vidrio, ascensores, cabinas, marquesinas, vidrios de autobuses, ferrocarriles, estaciones… ¡en cualquier parte donde sea necesario!

La instalación profesional de láminas de protección sobre superficies lisas constituye una barrera invisible y de gran resistencia al impacto y a la abrasión.

Estas láminas han sido diseñadas para proteger el vidrio, las superficies de materiales plásticos, metal y otros materiales no porosos, del desgaste y la erosión continua, del graffiti y de otros actos vandálicos. El adhesivo especial que incorporan las láminas, que no deja residuos, garantiza la rápida desinstalación y reinstalación del producto cuando se produce el daño.

Aplicaciones específicas.

Las puertas de vidrio en zonas muy transitadas son extremadamente vulnerables al rayado.A

Ayudan a evitar la costosa sustitución del vidrio dañado por erosiones y arañazos con joyas, llaves, portafolios rígidos o cualquier otro objeto que pueda dañar una superficie de vidrio expuesta y desprotegida. La misión de las láminas es absorber el impacto y los daños causados por dichas erosiones y actos vandálicos, manteniendo la superficie del vidrio siempre intacta y protegida.

Actos vandálicos… Bajo control.

Con frecuencia los agresores dejan su imborrable huella rayando paredes y puertas de acero inoxidable de precio muy elevado con llaves y otros objetos punzantes, rocían de pintura las marquesinas de las paradas de autobuses y las señales y carteles informativos y publicitarios con aerosoles. El problema está ya fuera de control.